Ayuntamiento España /Domicilio » Cédula de Habitabilidad: ¿Qué es y en qué consiste?

La Cédula de Habitabilidad es un documento que acredita que un domicilio cumple las condiciones mínimas para poder vivir en él. Tiene mucha importancia, ya que si eres el propietario de una vivienda, resulta imprescindible para que puedas venderla, alquilarla o contratar determinados suministros.



Cédula de Habitabilidad en España


¿Para qué sirve la cédula de habitabilidad?


En España, el objetivo que persigue este documento administrativo es demostrar que se puede entrar a vivir en el domicilio en cualquier momento.Es decir, que cumple con todos los requisitos mínimos tanto técnicos como higiénico-sanitarios.

Sin él no podrás solicitar el alta en los suministros básicos ni alquilar o vender tu vivienda. Así que lo mejor es que para evitar posibles problemas en el futuro, te asegures de que dispones de este documento; si no es así, debes obtenerlo con la máxima inmediatez posible.


¿Cómo se obtiene?


Para poder obtenerla necesitas la ayuda de un aparejador o arquitecto colegiado. Este revisará tu domicilio y acreditará que se encuentra en las condiciones adecuadas para poder habitar en él. Una vez obtenida la Certificación, tiene que ser entregada a la autoridad correspondiente. Ya solo te queda esperar para obtener tu Cédula de Habitabilidad; que por lo general, suele tardar unos 3 meses aproximadamente.


¿Qué costo tiene?


En cuanto a los gastos que deberás afrontar, varían en función de la vivienda y su localización. Tendrás que pagar al arquitecto o aparejador y las tasas necesarias para que se puedan llevar a cabo todos los trámites. Por lo general, todos estos gastos no suelen sobrepasar los 200 euros.


Tipos de cédulas de habitabilidad y validez


Existen diferentes tipos en función de la antigüedad y la ocupación que haya tenido la vivienda, y son los siguientes:


  • De primera ocupación: Esta acreditación la entregan los ayuntamientos a viviendas de obra nueva o a aquellas en las que solo ha quedado en pie la fachada y el interior ha sido demolido.

  • De primera ocupación por rehabilitación: Este documento se entrega a aquellas viviendas que han sufrido una reforma considerable y relevante.

  • De segunda ocupación: Se otorga a viviendas ya construidas que han sido habitadas con anterioridad por otros ocupantes.


En cuanto a la validez de esta acreditación, todo depende del año en el que la hayas obtenido. Si es antes de 2004, tiene 10 años de vigencia. Entre 2004 y 2012, 15 años. Si por último, la has obtenido del 2013 para adelante, 25 años en el caso de viviendas de primera ocupación y 15 para las rehabilitadas y de segunda ocupación. Una vez pasado este tiempo, tendrás que volver a solicitar el documento.


Información que contiene la cédula de habitabilidad


En España se exige que este documento contenga la siguiente información:


  • Determinados datos geográficos mediante los cuales sea posible localizar la vivienda, como la dirección, el código postal o la localidad en la que está ubicada.

  • • Si se trata de una vivienda unifamiliar o plurifamiliar.

  • Los diferentes espacios con los que cuenta la vivienda: cocina, habitaciones, cuartos de baño, etc. Además, también debe aparecer la ocupación máxima de cada uno de estos espacios.

  • • El espacio que está destinado para ser habitado, es decir, su superficie útil.

  • • El período de validez del documento.

  • • La Identificación del técnico profesional que certifica que la vivienda cumple los requisitos mínimos para ser habitada.


Ahora ya sabes


La Cédula de Habitabilidad es un documento administrativo imprescindible con el que debes contar siempre. En primer lugar, acredita que tu vivienda cuenta con las condiciones mínimas necesarias para ser habitada. Y, en segundo lugar, es fundamental contar con él para que puedas venderla, alquilarla y contratar los suministros necesarios.