Ayuntamiento España > Expatriados > Pensión en el Extranjero: ¿es posible?

Muchas personas se preguntan si, una vez jubiladas, pueden irse a vivir al extranjero y seguir cobrando su pensión española en otro país. Por ello, en este artículo queremos dar respuesta a esta pregunta y ayudarte a llevar a cabo este proceso de manera adecuada.



Pensión desde el Extranjero


Pasos a seguir para cobrar la pensión fuera de España


En primer lugar, en España sí es posible cobrar tu jubilación residiendo fuera del país. No obstante, no podrás percibir el complemento a mínimos si era tu caso. Se trata de una cantidad adicional que tienes derecho a recibir si tu prestación por jubilación no llega al mínimo por ley. No obstante, el Artículo 59.1 de la Seguridad Social sí obliga a residir de forma permanente en territorio español.

Asimismo, siempre hay excepciones. Para poder recibir tu jubilación en el extranjero, no debes estar en el régimen de activa, flexible o demorada, ya que es necesario seguir trabajando en activo. Por lo tanto, debes haber finalizado tu vida laboral y haberte retirado de forma total. En el caso de que esta sea tu situación, sigue leyendo porque vamos a explicar a continuación los pasos que debes llevar a cabo.


Comunicar el cambio a la Seguridad Social


Lo fundamental para seguir disfrutando de una prestación por jubilación más allá del territorio español es comunicarlo al Organismo Oficial. En este caso a la Seguridad Social, quien es el organismo responsable de estos asuntos. Posteriormente, se encargará de gestionar tu situación con el país de destino.

Sin embargo, para gozar de este privilegio deberás demostrar anualmente que sigues vivo y que, además, resides en el país extranjero. Tendrás que apoyarte en un Documento Oficial como es la fe de vida. Para llevar a cabo este trámite, es necesario acudir a la Embajada o el Consulado de España correspondiente. Allí te expedirán el documento para que puedas presentarlo ante la SS.

Existe la posibilidad de enviarlo de forma telemática, o bien por correo ordinario, cumplimentando un formulario correspondiente para que llegue de manera adecuada.


Las pensiones no contributivas no están incluidas


Como hemos dicho anteriormente, no todas las pensiones pueden cobrarse residiendo en un país extranjero. En este caso, otra de las excepciones que debes tomar en consideración son las denominadas pensiones no contributivas. Para tener derecho a esta prestación debes contar con menos de 15 años cotizados y tener unos ingresos inferiores a los 5899,60 euros anuales. Pero, para poder recibirla, es fundamental que residas de forma permanente en territorio español.

De hecho, solo las pensiones contributivas te permiten irte del país. El resto de los subsidios también obligan a permanecer en España. En estas condiciones se incluyen el paro o la prestación para mayores de 52 años. No obstante, también hay excepciones con este tipo de ayudas. En el caso del desempleo, y siempre informando de manera previa a la Seguridad Social, es posible irse menos de 12 meses al extranjero.

En el caso de las pensiones no contributivas sí permiten hacer viajes fuera de España que tengan una duración inferior a los tres meses. Habrá que informar previamente también a la SS. Estos días no se cuentan en el caso de que el motivo del viaje sea por razones médicas. En el caso de ausentarse por más tiempo del permitido, tu prestación se extinguirá. Además, no se podrá reanudar en ninguno de los casos. Tenlo muy en cuenta si te encuentras en esta situación.



Pensión desde el Extranjero


Ahora ya sabes


Como conclusión, cobrar la pensión española en el extranjero es posible siempre que se cumplan los requisitos correctos. Consulta tus condiciones concretas y dirígete a la Seguridad Social para presentar toda la documentación que sea necesaria.