Ayuntamiento España /identificación » Poder Amplio y General: ¿Qué es y cómo se obtiene?

El poder amplio y general es una herramienta ampliada utilizada en España para todo tipo de operaciones, así como en el resto de países occidentales. No obstante, no todas las personas pueden otorgar uno y, además, tiene limitaciones y conlleva un coste, tal y como veremos en este post.



Poder Amplio y General en Espana


¿Qué es un Poder Amplio y General?


Se trata de un documento que tiene plena validez legal y cuyo objetivo es otorgar a la persona que escojamos amplias facultades a la hora de disponer o de tomar ciertas decisiones que afectan a determinados ámbitos materiales. No obstante, hay diferentes tipos.

El que nos ocupa, poder amplio y general, se le conoce como el "poder de la ruina", ya que concede prácticamente todos los poderes civiles a la persona que elijas (disposición de dinero, compraventa de inmuebles, hipoteca, etc.).


¿Quiénes pueden hacer uno?


Cualquier persona mayor de edad y con capacidades y facultades mentales puede otorgar un poder. Por ello, quedan excluidos los menores de edad y las personas con discapacidad física o psíquica.

Se puede otorgar a nombre de cualquier persona siempre que cumpla con los requisitos indicados anteriormente.

Los objetivos pueden ser muchos. En la mayoría de ocasiones se otorga un poder para que el tercero realice gestiones que el poderdante no puede realizar por cualquier circunstancia, por ejemplo, que se encuentre fuera del país. En el aspecto personal, se trata de una muestra de confianza plena.


¿Cuáles son las ventajas?


La comodidad es una de las ventajas más destacadas a la hora de otorgar un poder a alguien de tu confianza. Esto es así, ya que esta persona tendrá la facultad legal de hacer todo lo que hayas acotado en la escritura pública. ¿Cómo se traduce en el terreno práctico? Vas a tener la posibilidad de que un tercero se ocupe de determinadas gestiones cuando tu estés de viaje o enfermo, por ejemplo. Por otro lado, este tipo de poderes son muy utilizados por personas adineradas, ya que en el día a día tienen que gestionar grandes cantidades de patrimonio y no sería eficaz que lo hicieran por sí solas.


¿Qué tipo de trámites se pueden hacer?


Tal y como ya hemos apuntado anteriormente, el poder amplio y general concede al tercero amplias facultades:


  • Compraventa de todo tipo de inmuebles.

  • • Firma de préstamos hipotecarios.

  • • Retirada de efectivo.

  • • Venta de acciones.

Esta tipología entraña un riesgo, ya que si el tercero actúa de mala fe o de forma negligente podría causarle la ruina al poderdante.


¿Ante que entidad se realiza?


El poder amplio y general tiene que constar en escritura pública, es decir, firmada por un notario, por lo tanto, hay que contactar con cualquier notaría y reservar cita para iniciar la gestión. Solo te pedirán el Documento Nacional de Identidad (DNI), los datos del otorgado (no es necesario que esté presente) y las facultades o límites que quieres que aparezcan en la escritura.


¿Cuál es su tiempo de demora y qué coste tiene?


El tiempo de demora dependerá de la notaría que elijas, no obstante, en uno o dos días podría estar preparado, ya que es uno de los trámites notariales más simples que existen.

En cuanto al coste, dependerá de la notaría y de la extensión del documento que vayas a realizar. No obstante, los notarios trabajan con aranceles fijos, es decir, precios tasados por ley. A este arancel, posteriormente, se le suman otros importes como el IVA, por ejemplo. La media de precio para un poder amplio y generalsuele estar entre los 50 y los 80 euros.



Poder Amplio y Genral


Ahora ya sabes


En resumen, el poder amplio y general otorga prácticamente todas las facultades al otorgado en cuanto a administración y disposición de bienes, por lo tanto, el riesgo es alto en cuanto a seguridad jurídica se refiere.