Ayuntamiento España > Expatriados > Baja Consular: ¿Qué es y cómo hacerla?

Como español, tu residencia en otro país debe estar acreditada por un documento. Para ello, el medio probatorio más relevante es la baja consular, que es emitida en el extranjero por la representación española. Pero ¿en qué consiste este documento? ¿Cómo puedes solicitarlo? En este artículo te damos todas las claves.



Baja Consular


¿Qué es la baja consular?


Es un documento que emite el Consultado de España en el país en el que resides actualmente y por supuesto en el que el Estado tiene representación diplomática. Su finalidad es corroborar que una persona ha residido en el extranjero. Con el propósito de concretar la información, se refleja durante cuánto tiempo se ha estado viviendo en el territorio, desde cuándo y hasta cuándo.

Debes saber que la baja consular es un proceso que requiere que te hayas dado de alta previamente. Es decir, este último se solicita cuando el ciudadano español tiene intención de abandonar el país extranjero. Sin embargo, debe haber obtenido el alta cuando comenzó a vivir en aquél país.


¿Quiénes deben solicitarla?


Generalmente, se considera que este trámite es recomendable para los españoles que residan en el extranjero. No obstante, desde el Ministerio de Asuntos Exteriores se informa que resulta obligatorio. La única excepción es cuando se resida en un país de la Unión Europea o del Espacio Schengen, donde existe la libre circulación.

Si vas a establecer tu domicilio en un país extracomunitario, debés pedir el alta consular. Por ejemplo, si vas a desplazarte temporalmente a Brasil, debes hacerlo en el Consulado de España en este país. Cuando abandones esta nación iberoamericana, necesitarás tramitar tu baja para acreditar la finalización de tu estancia.

Hemos de destacar que España no posee consulados en todos los países. Hay excepciones en las que la acreditación se produce mediante una oficina en la Embajada ante otro país. Por ejemplo, el certificado, en caso de residir en Fiyi, debe expedirlo, ante Nueva Zelanda, la autorización de representación situada en la Embajada Española. Lo mismo sucede, en el caso que nos ocupa, con la baja.


¿Para qué sirve?


El propósito de este documento es facilitar el regreso de los españoles al territorio nacional. Es decir, agilizar los trámites relativos a las aduanas, como el transporte de sus objetos personales. Igualmente, puede ser necesario demostrar la residencia en otro país, a efectos tributarios (sobre todo, en lo referente a la declaración de capitales).

En caso de Emergencia en el Extranjero, los Consulados son los encargados de localizar a los españoles. En este sentido, necesitan consultar el registro para hacerse cargo de la evaluación o comprobación de estado. Esta es otra de las situaciones en las que resulta imprescindible haberse dado de alta y, posteriormente, de baja.


Procedimiento para realizar la baja consular


La solicitud se puede efectuar mediante correo electrónico (dependiendo del Consulado) o de forma presencial. Para ello, has de adjuntar los siguientes documentos:


  • Formulario de Baja con exposición de la finalidad de la solicitud.

  • • Copia del DNI o Pasaporte.

  • Copia del DNI o Pasaporte del progenitor o tutor legal, en caso de menores.


¿Cómo son los plazos?


Respecto de los mismos, el Certificado suele expedirse en el mismo día. Dependiendo del horario, puede emitirse al siguiente día laborable. En caso de que ya hayas llegado a España, te lo harán llegar por correo postal a tu domicilio en el territorio nacional. Lo más habitual es que no tenga un coste asociado y te aconsejamos pedirlo los últimos diez días de la estancia.



Baja Consular


Ahora ya sabes


Como has podido ver, la Baja Consular es un Certificado Indispensable para acreditar tu permanencia en el extranjero. Nuestro consejo es que no olvides darte de alta al llegar al nuevo país. Recuerda que cualquier trámite será más sencillo si legalizas tu situación de acuerdo con el propósito de tu estancia.