Ayuntamiento España /Extranjeros » Para Extranjeros: ¿Salud Pública o Salud Privada?

La Sanidad en España sigue los criterios europeos y forma parte de las políticas del denominado «estado del bienestar». En este sentido, se divide en un Sistema Público y un Sistema Privado, que suelen cooperar entre sí. Pero ¿cuáles son sus diferencias? ¿Qué opción te conviene si eres extranjero? En este artículo tratamos de dar respuesta a las principales dudas sobre el Sistema de Salud.



España: ¿Salud Pública o Salud Privada?


El sistema de salud pública: garantía constitucional


En primer lugar, tenemos el Sistema Nacional de Salud (SNS), que es proporcionado por los servicios públicos. De esta manera, son las Comunidades Autónomas las que lo gestionan y administran. No obstante, todas se coordinan con el Ministerio de Sanidad.

Para los inmigrantes, esta es una buena opción, ya que la Cobertura Sanitaria es de casi el 100 % en nuestro país. Su principal ventaja es la amplia cantidad de servicios que cubre:


  • Asignación de profesional en medicina general y enfermería.

  • Consultas en medicina general, enfermería y especialidades.

  • Pruebas de diversa índole, tanto invasivas como no invasivas.

  • Ingresos hospitalarios, sin límite de días ni condiciones.

  • Cirugías de distinto tipo (no estéticas) y colocación de implantes.


La sanidad privada: con fuerte presencia en España


Durante los últimos años, las compañías aseguradoras de salud han aumentado su presencia en el país. De este modo, actualmente hay una amplia oferta entre la que elegir. Incluso existen determinadas pruebas que se realizan de manera concertada, es decir, en un hospital privado por prescripción de un médico del SNS.

El principal beneficio de esta opción es que suele ser más fácil vincularse, si eres extranjero. Sin embargo, las coberturas que se ofrecen también son distintas en ciertas circunstancias. Como no podemos clasificar todas las diferencias, expondremos las más comunes, que son las siguientes:


  • • El 50 % de la asistencia dental suele estar abonado.

  • • El Ingreso hospitalario puede tener condicionantes.

  • • Puede haber pruebas o especialidades no incluidas.


De igual manera, destacamos que el Sistema se divide en dos opciones:


  • 1. Con copago. Tienes una cuota menor y abonas una parte de las consultas.

  • 2. Sin copago. La mensualidad es completa, pero no pagas las consultas.


Respecto a los pagos, es importante que tengas algo en cuenta. El uso continuado de tu Seguro de Salud puede hacer que te suban la cuota. Por otro lado, las aseguradoras no cubren los problemas de salud o condiciones que tuvieras antes de contratar la póliza.


Guía para inscribirte en los dos sistemas


Después de haber visto las características de cada uno, te explicaremos cómo puedes inscribirte en ellos.


INSCRIPCIÓN EN EL SISTEMA NACIONAL DE SALUD


El trámite se realiza ante la Consejería de Sanidad de la Comunidad Autónoma en la que te encuentres residiendo. La documentación es diferente según el caso, pero suele ser necesario aportar lo siguiente:




España: ¿Salud Pública o Salud Privada?


Esta operación no tiene un coste asociado, aunque has de tener en cuenta la expedición de los documentos anteriores. Su precio no suele superar los 10 €, pero todo depende del ayuntamiento o de la entidad.


INSCRIPCIÓN EN LA SANIDAD PRIVADA


Para efectuar este proceso, debes disponer de una cuenta corriente en la que poder llevar a cabo los cobros mensuales. También es crucial aportar el pasaporte o cualquier otro medio acreditativo de identidad aceptado.

El trámite en sí no suele tener costes (el de apertura de póliza, si es el caso, que cuesta unos 20 €). Para hacerlo, solo has de acudir a una de las Oficinas de las Aseguradoras privadas, como SANITAS, CASER, ASISA, DKV, GENERALI o ADESLAS.



España: ¿Salud Pública o Salud Privada?


Ahora ya sabes


En definitiva, el Sistema de Salud en España es básico para tener un bienestar mínimo. Nuestro consejo es que determines adecuadamente cuál es el más conveniente para ti a corto y largo plazo.