Ayuntamiento España /Nacionalidad » ¿Quieres casarte en España y no tienes la nacionalidad?

¿Quieres casarte en España y no tienes la nacionalidad?

Casarse en  España sin nacionalidad

A menudo aparecen casos de matrimonio en España en los que un miembro de la pareja es nativo de pleno derecho, mientras que el otro es extranjero.

La persona extranjera se puede encontrar en una gran variedad de estatus legales, desde una situación total de irregularidad hasta estar en algún paso concreto de su proceso de regularización.

Es posible que la pareja se haya conocido en el extranjero y hayan decidido mudarse a España, el país de origen de uno de ellos, para formalizar su relación. También existen los casos en los que un extranjero se encuentra de visita o en situación irregular en España mientras mantiene una relación sentimental con un ciudadano español.


¿Son legales los matrimonios de extranjeros en España?

Sí, son legales, aunque existen unas leyes excluyentes que determinan quién puede casarse en España y quién no. Entre estos requisitos están:

  • • No estar ya casado en el extranjero o en España sin haber llegado a disolver la unión de forma oficial.

  • • No mantener relación de parentesco en el sentido de familia de sangre hasta el tercer grado. Esto incluye bisabuelos, biznietos, tíos y sobrinos.

  • • No está permitido casarse a menores de edad que no estén emancipados aún del hogar familiar.

Estas cuestiones pueden afectar de una manera u otra a un matrimonio entre personas extranjeras, nativas o parejas mixtas. Sin embargo, hay aspectos que inciden de manera mucho más directa en la comunidad extranjera que esté o pretenda instalarse en España. Se trata del expediente gubernativo que exige la legislación española antes de celebrarse la boda.

Este documento forma parte de un proceso que puede ser complejo para personas extracomunitarias. Esto quiere decir que aquellas personas extranjeras de países que no forman parte de la Unión Europea deberán justificar de alguna manera que el matrimonio no es de conveniencia para residir en España. Las personas con nacionalidad europea pueden moverse y establecerse libremente por todo el territorio, incluyendo España, con menos restricciones que los demás extranjeros.

A partir de aquí se desarrollarán otras actividades y trámites necesarios, pero estas son las pautas que diferencian un matrimonio legal de uno que no lo puede ser. En el caso de los matrimonios de conveniencia, este apartado existe porque cada año se dan casos de personas que se ponen en contacto con ciudadanos españoles solteros para hacer un trámite de matrimonio. De esta unión artificial, el extranjero sale beneficiado, ya que regulariza su situación. A partir de tener la autorización, si no se detecta ninguna anomalía, los solicitantes tienen hasta 6 meses para realizar el matrimonio.


Documentación importante

En estas uniones entre ciudadanos extranjeros y ciudadanos españoles, debes presentar ciertos documentos que serán utilizados para corroborar las intenciones de la pareja y asegurar la veracidad del relato.

La persona extranjera debe entregar unos documentos distintos a la nativa, entre los que se incluyen una partida de nacimiento, un documento que acredite la soltería o el divorcio y un certificado de que está autorizado a solicitar el matrimonio . Se adjuntarán también un certificado sobre la publicación de edictos, la inscripción en el consulado pertinente, el pasaporte y un certificado de la localidad donde esté empadronado.

Para la persona nativa todo es mucho más fácil, ya que solo tiene que entregar un certificado de nacimiento, el empadronamiento, el DNI o el pasaporte, un certificado llamado "fe de vida" y el documento de estar divorciado su hubiera pasado por un matrimonio previo.

En los casos en los que los documentos incluyan papeles de un gobierno extranjero, estos deben ser legalizados como homólogos de los formularios que admite el gobierno de España. En el caso de que estos papeles estén en una lengua extranjera o regional (España posee varias lenguas oficiales) hay que adjuntar una traducción jurada.


Pasos para casarte en España como expatriado

Una vez que tienes compilados todos los documentos necesarios para el matrimonio, los siguientes procedimientos administrativos debes realizarlos en el Registro Civil.

Al presentar allí el expediente, debes reservar una audiencia privada . En ella se tomarán declaraciones, tanto a la pareja como a los testigos sobre la veracidad del acto. La coherencia es fundamental en este caso, aunque las parejas que hacen este trámite voluntariamente no deben tener problemas para pasar este mero trámite.

El siguiente paso será el de reservar una cita en el juzgado encargado de tramitar los matrimonios. No es necesario que la boda se realice en el mismo lugar en el que se ha presentado el expediente.

Cuando las personas están oficialmente casadas, reciben un libro de familia y un certificado que acredita su unión matrimonial. Desde ese preciso instante, la persona extranjera se convierte en ciudadano español, con todas las ventajas que esto conlleva. Los derechos como persona residente en régimen comunitario se adquieren con la ciudadanía española.

Para formalizar todo, basta con ir a la Oficina de Extranjeros y acreditar toda la información necesaria. Se requerirá el pasaporte, fotos, un certificado de matrimonio, entre otros documentos. Te recomendamos que consultes esta documentación antes de personarte en dicha oficina.


Consideraciones importantes

El matrimonio en España entre personas nativas y extranjeras es posible, aunque a menudo cuenta con restricciones que buscan limitar las posibilidades de inmigración ilegal. Es un apartado muy interesante en parejas consolidadas, ya que la persona extranjera obtiene en el momento la nacionalidad española, con las oportunidades que esta ofrece. Ser ciudadanos de la Comunidad Económica Europea permite a la persona desplazarse y trabajar en el continente europeo con menores restricciones.

El proceso por tanto se centra más en asegurar la verosimilitud del enlace que cualquier otra cuestión. De todos modos, no es difícil acreditar esta realidad, de hecho solo lo es para aquellos que presentan indicios de matrimonio de conveniencia. Una vez que los trámites administrativos llevan a buen puerto y el enlace se autoriza, la pareja cuenta con seis meses para solicitar una cita para la boda civil.


Para resumir

Sin duda, el matrimonio en España es un proceso que puede ser largo si uno de los cónyuges no tiene la nacionalidad. Sin embargo, solo hay que seguir unas serie de sencillos pasos que están muy pautados para poder conseguirlo, según cada caso.